Campanario de Santa Maria del Pi | Barcelona

Santa Maria del Pi es una de las iglesias góticas de Barcelona. Su campanario se ha abierto al público y tanto la historia como las vistas que ofrece sobre Barcelona, son espectaculares.

Santa Maria del Pi BarcelonaYa hace un tiempo que se ha abierto el campanario de Santa Maria del Pi al público, un nuevo mirador a la ciudad de Barcelona que no envidia nada al resto de atalayas de la ciudad.

Santa Maria del Pi es una de las iglesias góticas de la Barcelona medieval y devota junto a la Catedral, Santa Maria del Mar y la iglesia de Sant Just i Pastor.

Los orígenes más antiguos de Santa Maria del Pi se remontan al s.X por referencia documental, pero la basílica actual fue iniciada hacia el 1320. Con planta de nave única, cubierta por trece tramos de crucería gótica y capillas laterales entre los contrafuertes de la nave, es un edifico característico del gótico catalán.

El campanario, que no está unido a la iglesia, se empezó a construir a mediados del s.XIV siendo una obra de calidad estructural y artística. Está separado en tres cuerpos por cuestiones estructurales, para hacer del campanario una estructura robusta y repartir el peso adecuadamente. Si nos fijamos, el problema del peso también viene resuelto porque a medida que subimos un tramo éste cada vez es más pequeño, hecho que no se hace evidente desde el exterior. Lo construyeron 3 arquitectos el último de los cuales fue Bartomeu Mas.

Como curiosidad hay una tradición popular de la edad media que decía que los edificios principales se construían con la ayuda del demonio, por el hecho de que eran edificios especiales y significativos que no podían haber sido construidos solo por el hombre. Entonces se decía que el demonio ayudaba al arquitecto a cambio de que en el momento de poner el escalón número 100 le tenía que dar el alma. Así que el arquitecto en el momento de llegar al escalón 99 del campanario paraba la construcción de éste y se dedicaba a otras cosa de la iglesia. Una vez moría el arquitecto que estaba en la labor le sucedía el siguiente y podía seguir elevando la torre con más escalones porque él no había hecho ningún trato. El demonio enfadado porque le habían engañado marcaba con la pata el escalón número 100. Y todo el mundo iba a buscar el escalón del demonio que estaba marcado con la pata. Dicen los archivos de la iglesia que el rector, cansado de que el pueblo subiera  a ver la pata del demonio, la borró, por lo que hoy en día ya no la podemos ver. 😉

Las paredes no se han tocado, pues tienen la historia del pasado. Durante la guerra de sucesión el campanario fue usado como refugio. Las monjas del convento de carmelitas descalzas por miedo que les cayera una bomba se desplazaron todas a vivir al campanario y se refugiaron en los dos primeros pisos.

Antiguamente se fundían las campanas en la planta baja de la torre y entonces a través del hueco que queda en el centro de la torre (el óculo central) las subían hasta lo alto del campanario.

Campanas Barcelona

Actualmente hay seis campanas, todas anteriores al sXVIII excepto la más pequeñita que la llamaban “el esquirol” (la ardilla), porque era la más pequeña y tenía un sonido más agudo. Tenían una función tanto civil como eclesiástica, en ambos casos eran campanas de aviso. La campana mayor se llama Antònia del Pi y originalmente es del s.XV pero se reconstruyó en 1780 ya que fue condenada a fundirse porque tocó durante los bombardeos de 1714. Sin embargo los feligreses la rescataron, (aunque no tuvo la misma suerte la Honorata, la campana de la Catedral, el cobre de la cual se destinó a hacer cañones). Anònia del Pi, hubo un día que se agrietó y entonces la fundieron y con el mismo metal volvieron a hacer otra igual.

Los nombres de las campanas son Antònia y Andreua (las mayores), Vicenta y Maria (los cuartos) y Josefa (las horas) y l’Esquirol.  Las campanas se bautizaban porque se consideraba que tenían la voz de Dios y por tanto tenían padrinos que les ponían el nombre.

En lo alto del campanario podemos apreciar algunos dibujos grabados en el suelo, se trata del juego tres en raya doble con el que se entretenían los campaneros entre toque y toque. Pero también en las paredes encontramos nombres de campaneros y de maestros de obra que quisieron quedar para la posteridad.

Durante muchos años fue el edificio más alto de Barcelona con 54m de alto. Aun hoy día lo alto del campanario ofrece unas vistas espectaculares de Barcelona.

vistas Barcelona Santa Maria del Pi

También existe otra visita al campanario más experiencial que se efectúa más entrada la noche. Luz, música, olores, colores, inundan la torre y te trasladan en el tiempo. Finalmente en lo alto del campanario de Santa Maria del Pi se puede observar la Barcelona anochecida con una copita en la mano. Vale la pena vivir la experiencia. Si te animas reserva con antelación

Duración: 1 hora y 30 minutos
Horarios: Sábados a las 21:30h
Precio: 25eur
Recomendaciones: calzado cómodo.
Teléfono: 653 997 987

Las mejores terrazas de Barcelona

En Barcelona se puede disfrutar de muchas terrazas con vistas espectaculares y diversas, y durante gran parte del año gracias al sol y la temperatura que nos acompaña. Ya hace unos días que el tiempo ha cambiado y aunque dicen que en abril agua mil, parece que por el momento el tema se aguanta.

A continuación recordaremos algunas de las mejores terrazas de Barcelona, la mayoría de las cuales se encuentran en hoteles ya que cada vez más los hoteles se animan a habilitar sus terrados o espacios exteriores para que podamos disfrutar de Barcelona mientras nos tomamos algo acompañados de los nuestros.

Curiosamente este hotel está ubicado donde yo tenía mis antiguas oficinas! Qué recuerdos… Así que me hace doble gracia nombrarlo. La verdad es que la terraza tiene unas vistas espectaculares. Cuenta con carta de cócteles y su especialidad son los mojitos.

Terraza Hotel Royal Passeig de Gràcia, Barcelona

Terraza con bar, piscina y solarium con vistas a mar abierto y el pez dorado, obra de Frank Gehri, como compañía.

Terraza Barcelona hotel Pullman Skipper

Se trata de una terraza que da a ambos lados del hotel. Acogedora y agradable tiene una pequeña piscina, tumbonas para el sol, zona de restaurante y barra de cocktails. Las vistas son de una Barcelona más alternativa, pero no dejan de ser sorprendentes cuando se va el sol.

Terraza Hotel Gallery - The Top, Barcelona

  • El terrado más que terraza del hotel DO

El terrado de este Hotel se ha habilitado como terraza con piscina y restaurante. Dispone de unas encantadoras vistas de la Plaça Reial y del barrio gótico en general viendo alguno que otro campanario sobresalir entre los viejos edificios.

Vistas Terraza Hotel Do Barcelona

Se ve desde el Tibidabo hasta el mar, con el Paseo de Gracia a nuestros pies como arteria conductora de la ciudad.

Terraza Hotel Casa Fuster Barcelona, vista Barcelona

Vista más resguardada sobre las Ramblas, desde donde se ven sobresalir los campanarios de las iglesias góticas de Barcelona, como el Campanario de Santa Maria del Pi que observamos en el centro de la imagen. Terraza pequeña y romántica para brindar al atardecer. Cerrada al público los domingos y lunes.

Terraza Hotel Bagués, vistas Barcelona

En plena Rambla del Raval encontramos la terraza de este hotel con unas vistas sobre Barcelona de 360 grados. La terraza permanece abierta de mayo a octubre si el clima lo permite y ofrece todo tipo de cócteles. También se puede reservar para fiestas privadas.

Terraza Hotel Barceló, Barcelona, Rambla del Raval

Y otras…

  • Terraza del Hotel Majestic, el mar, Montjuïc, Paseo de Gracia y la Sagrada Familia y sol, ¿Qué más queremos?
  • Terraza del Hotel Condes de Barcelona, vista rasa del Paseo de Gracia con la Pedrera de fondo.
  • Terraza del Hotel Claris, podremos disfrutar de los terrados del eixample.
  • Terraza del Hotel 1898, el Tibidabo como telón de fondo por un lado y el mar por el otro.
  • Terraza del Hotel Ohla Barcelona, unas vistas sobre Via Layetana a nivel de los terrados.
  • Terraza del Grand Hotel Central, desde el Sky Bar se ve la torre Agbar, las torres mapfre y Santa Maria del Mar como si fuera una maqueta.
  • Terraza del B Hotel Barcelona, al lado de las Arenas el B hotel ofrece vistas a Plaza España y a Montjuïc.
  • Terraza del Hotel Silken Diagonal, a tocar la Plaza de les Glòries nos ofrece un primer plano sorprendente de la torre Agbar.
  • Terraza del Hotel Melià Barcelona Sky, antiguo Hotel Me, tiene la terraza Dos Cielos para disfrutar de una comida con estrella Michelín.
  • Terraza del Hotel Miramar, El Hotel Miramar, ubicado a media altura de la montaña de Montjuïc, tiene a su alcance unas preciosas vistas del puerto de Barcelona, del teleférico y del mar. Tiene piscina y terraza, pero las vistas son accesibles desde sus jardines.
  • Terraza del Hotel La Florida, se encuentra en la montaña del Tibidabo por lo que vemos toda Barcelona a nuestros pies. Eso si, queda un poco alejado de la ciudad.

Hasta aquí algunas terrazas más con diferentes vista de Barcelona, desde el puerto hasta la montaña pasando por el corazón de la ciudad. Si tu verano está en Barcelona, no puedes aburrirte!

Y a continuación otras vistas de Barcelona impresionantes e igual de increíbles o mejores! 😉

Exposición cuadros Mercedes Roglá

Exposición Barcelona Mercedes Roglá, Galería ArtevistasCon la primavera llegó a Barcelona esta exposición de óleos de Mercedes Roglá que no deja indiferente. Los cuadros transmiten un contraste excitante de pinceladas rosas, grises y negras explosivas que evocan el renacer de las flores durante esta estación del año.

Mercedes Roglá, fiel a su línea artística, va descubriendo el mundo de sus flores a todo aquél que esté dispuesto a sentirlas. Flores que expresan diferentes estados de ánimo y que han ido evolucionando a lo largo de su carrera artística.

La obra estará expuesta hasta el 20/04/2014 en la Galería Artevistas en el Passatge del Crèdit nº 4, en el centro del barrio gótico.

Como curiosidad este delicioso pasaje fue construido alrededor de 1875 por Magí Rius i Mulet y anteriormente había sido el convento de la Esperanza. Hoy en día todavía conserva su estructura original a base de hierro y una garita que correspondía al conserje del edificio.

Pasatge del crèdit, garito conserje

Además precisamente en el número 4 nació el pintor Joan Miró, qué mejor fuente de inspiración para una galería! 😉

Ven a descubrir una primavera muy personal en una espacio singular de Barcelona!