La Torre de Bellesguard

Torre de Bellesguard o Casa Figueras de GaudíMenos conocida pero igual de preciada que cualquier otra obra de Gaudí, descansa en la ladera de Collserola la Torre de Bellesguard (de la Bella vista en catalán).

Se trata de un magnífico palacete que recuerda el castillo que una vez ocupó su lugar siendo la casa estival de Martí l’Humà, un monarca catalán que reinó durante el s.XV.

El castillo quedó en el olvido y dicen que fue lugar de cobijo de Serrallonga (Joan Sala i Ferrer), el bandolero más famoso de Cataluña.

Pero no fue hasta 1900 que Gaudí dio forma a este castillo abandonado encargado por María Sagués Molins, viuda de Jaume Figueras. De ahí su nombre oficial, Casa Figueras, aunque comunmente se la conozca como Torre de Bellesguard.

Gaudí, al conocer la historia del lugar, alzó esta torre como homenaje a Martí l’Humà, el último rey del antiguo linaje del “Casal de Barcelona”. Y por varios rincones de la casa se pueden encontrar símbolos que recuerdan esa época de esplendor, y al mismo tiempo de decadencia.

Durante la Guerra Civil la torre albergó un orfanato, y también se construyeron refugios antiaéreos en sus sótanos. Más tarde, la adquirió el Dr. Guilera, un oncólogo que la habilitó como clínica.

Hoy en día, sigue estando en manos de la familia Guilera, pero las puertas se abren al público este Septiembre y se podrá acceder a visitas guiadas tanto por el jardín como por el interior de la torre.

Habrán dos tipos de visitas:

  • Itinerario completo guiado (16 euros) de una duración de hora y media (con reserva previa). La visita al interior es para un máximo de 15 personas por turno.
  • Visita al exterior del edificio (7 euros).

En cualquiera de los casos, se pone a disposición de los visitantes una audioguía del espacio en ocho idiomas.

Horarios:

Horario de verano (abril – octubre): de lunes a sábado, de 10 a 19:00h

Horario de invierno (noviembre – marzo):  de lunes a sábado, de 10 a 15:00h

Las visitas guiadas al interior de la casa se realizan a las 11:00 (en inglés) y a las 12:00 (lunes, miércoles y viernes en castellano. Martes, jueves y sábado en catalán).

La visita exterior con audioguía es libre.

Durante el pasado agosto, y como inauguración de apertura de Bellesguard, los martes se hacía una visita exterior guiada con copa de cava y concierto a dos violines, mientras que los jueves se podía disfrutar de un mojito con chill out de fondo para contemplar sin prisas la torre.

He tenido la oportunidad de visitarla una vez y no he dudado en apuntarme a una segunda para que me expliquen con detalle la casa y sus rincones.

Mucha historia y misterio envuelve el lugar. Vale la pena descubrirlo.

Solo como curiosidad, el día que fui fue muy especial porque un cielo, a ratos despejado, iba iluminando la Torre de Bellesguard como una aparición. Hasta que nos sorprendió la lluvia y finalmente apareció un doble arcoiris que atravesó la casa. Espectacular.

Arcoiris en la Torre Bellesguard de Gaudí

Dirección: C/Bellesguard 16-20

 

Monumento dedicado a los Castellers

Monumento als Castellers, plaza Sant Miquel“Els castells” es una tradición típicamente catalana que, como probablemente sabréis, se trata de hacer torres humanas. Sus orígenes se remontan al siglo XVII y parece ser que provino de un baile valenciano. Pero no es hasta el año 1770 que se tiene documentación del primer castell en la población de l’Arboç. A partir de ahí los “castells”, construidos por los “castellers”, fueron evolucionando hasta tal como los conocemos hoy en día.

En la plaça Sant Miquel, tocando a la Plaça Sant Jaume, existe un monumento dedicado a los castellers, obra de Antoni Llena i Font. De acero inoxidable crece en forma piramidal simulando un castell que quiere tocar el cielo. Este monumento que mide alrededor de treinta metros de altura fue motivo de protesta en el barrio en el momento de su inauguración, en febrero de 2012.

Ahora el homenaje “als castellers” luce moderno, sin dejar indiferente al transeúnte.

Las mejores vistas de Barcelona I

Una ciudad emocionante, un medio de transporte divertido, cinco equipos de grandes bloggers y un fin de fiesta delicioso. Este era el reto que me proponía hotel.info, que no pude rechazar.

Y ahí estábamos a las 17h de la tarde en la sede de GoCar Barcelona preparados para hacer el #BCNRally tocando varios puntos interesantes de la ciudad escogidos por nosotros mismos.

Gocar Barcelona

Mi pareja de ruta fue Isabel, de diariodeabordo, buena compañera y mejor conductora! Con la que viví la pequeña anécdota de intentar arrancar el coche poniendo la llave en la cerradura de la guantera… vamos, la carcajada de la jornada! Con ella formábamos el Equipo Sagrada Familia.

Nuestro recorrido fue sorprendente hasta para nosotras! Improvisaciones de último momento hicieron que nuestras paradas se alargaran más de lo que debían, y no tocamos todos los puntos que hubiéramos querido (teníamos que pasar por 10 puntos de la ciudad, pero acabamos pasando por 5).

Ahí va nuestra pequeña ruta de vista de pájaro; la bautizamos como Atalayas de Barcelona, recorrido que encajaba perfectamente con el nombre del equipo.

Atalaya 1. Edificio de Sindicatos, CGT

A pocos días de que la sede de la CGT se desplace a otra zona, tuvimos la oportunidad de entrar en el edificio de sindicatos. Y la grata sorpresa fueron unas vistas EXCEPCIONALES de Barcelona.

Las mejores vistas de Barcelona

Nos dejaron pasar sin problemas a ver los diferentes panoramas que ofrece este edificio casi centenario. Aunque el estado de éste no parece muy seguro, subimos hasta el último piso para disfrutar de las diferentes terrazas.

Como anécdota comentar que Shakira grabó un videoclip en el templete de columnas que corona el bloque! 🙂

Mejores vistas de Barcelona

Este enclave lo descubrí gracias a la meva Barcelona, otra blogger que también participaba en el BCNRally, en su post encontraréis más información al respecto.

Atalaya 2. Terrazas Santa María del Mar

Mientras unas vistas parece que se van, otras vienen. La Iglesia de Santa María del Mar ha abierto el acceso a sus terrazas, algo inédito y especial. Desde Semana Santa podemos acceder a esta nueva perspectiva de Barcelona. La entrada cuesta 5 euros que están dedicados a la restauración y mantenimiento de las terrazas.

Escaleras Terraza Santa Maria del Mar, Barcelona

Unas escaleras estrechas permiten el acceso a los pasillos que rodean los contrafuertes. La estrechez de las callejuelas hace que casi podamos entrar en el salón de los vecinos de la basílica. El tramo final son unas escaleras al aire, llegando al mismísimo techo de la Catedral del Mar y obteniendo, una vez más, unas vistas increíbles de la ciudad condal.

Vistas desde Santa Maria del Mar Barcelona

Atalaya 3. Monumento a Colón

El monumento a Colón es de 1888 y es uno de los emblemas más famosos del skyline de Barcelona.

Permanece cerrado desde mayo de 2012 cuando unas turistas quedaron atrapados en lo alto de éste.

Estatua de Colón, Barcelona

Señalando al mar, la estatua recuerda el largo viaje a tierras extrañas, invitando a viajar y a conocer mundo al nuevo viajero.

Prometen reabrir sus puertas en junio, así que es una parada que recomiendo, ya que tanto el acceso, como las vistas que se consiguen, son curiosas y diferentes.

Atalaya 4. Mirador de Miramar

El mirador de Miramar queda en la montaña de Montjuïc y podemos acceder a él por diversos lugares, en coche (o GoCar como nosotras), en bus (50 – 100 – 193 – Bus Turístic) o con el teleférico de Barcelona. De una forma u otra llegamos a una terraza abierta a Barcelona que ofrece unas vistas laterales de la ciudad desde donde puedes ver el puerto y en donde te puedes tomar algo al sol… o a la sombra, como el desafortunado día que nos tocó, pero que no impidió pasárnoslo en grande.

Mirador Miramar Barcelona

Alataya 5. MNAC

Y acabamos nuestra pequeño recorrido con unas vistas muy conocidas pero imprescindibles de Barcelona, sobretodo a la puesta del sol, cuando la fuente de Montjuïc empieza su espectáculo de música y color; se trata del rellano de las puertas del museo del MNAC (Museu Nacional d’Art de Catalunya).

Vistas desde el MNAC, Montjuic, Barcelona

Son unas vistas que dibujan un típico skyline de la ciudad, con la basílica del Tibidabo y la torre de telecomunicaciones perfiladas en la Sierra de Collserola y además  también podemos ver otro símbolo reincorporado recientemente que se trata de las cuatro columnas de Puig i Cadafalch.

En definitiva, éstas son algunas de las mejores vistas desde la zona sur de Barcelona ! 🙂

Adjunto otras vistas de barcelona pero desde terrazas de hoteles.

Adjunto recorrido.

Continuaré en otro post con otras vistas de Barcelona, pero os adelanto otro panorama del que ya hablé en su momento y que también vale mucho la pena, que es el búnker del Carmel, aunque ya ha cambiado un poco su aspecto, las vistas siguen siendo preciosas.

Punto final y de encuentro. Restaurante El Passatge del Hotel Murmuri

Y finalmente acabamos con una excelente cena de prueba de platillos en el restaurante El Passatge, entre éstos, pan con tomate, jamón ibérico, surtido de croquetas, patatas bravas, mejillones con mantequilla de hierbas al vapor, ensalada de ventresca con tomate y steak tartar. De postre un delicioso no recuerdo qué con mil capas, y entre éstas peta zeta!

Restaurante El Passatge, Barcelona

Otros bloggers que participaron fueron a parte de los que ya he nombrado:

BCN Cool Hunter

Una Vida en Mil Viajes

Viajandopor.com

Diario del Viajero

Sempre Viaggiando

En resumen… ¡Una buena experiencia en muy buena compañía! Gracias a todos y hasta pronto. 🙂